Blogia
L a P e d r @ d a

A.L.C.Arajo!!!

La guerra contra los disidentes

La guerra contra los disidentes Naomi Klein
La Vanguardia, 08 de Diciembre, 2003

EL FBI RECOPILA datos de los estadounidenses comprometidos en protestas legales y que discrepan del actual Gobierno.

En diciembre de 1990, el presidente George Bush, padre del actual mandatario de la Casa Blanca, hizo una gira por Sudamérica a fin de proponer al continente un audaz sueño: "Un sistema de libre comercio que vincule a toda América". En un discurso ante el Congreso de Argentina, dijo que el plan, que luego sería bautizado como Área de Libre Comercio de América (ALCA), sería "la nueva declaración de interdependencia de nuestro hemisferio... el brillante amanecer de un espléndido nuevo mundo". Hace unos días, los dos hijos de Bush sumaron fuerzas para tratar de acelerar la llegada de ese nuevo mundo con las negociaciones que realizaba el ALCA en la amistosa Florida. Ese es el estado que el gobernador Jeb Bush prometió entregar a su hermano en las presidenciales del 2000, inclusive si eso significaba impedir a muchos afroestadounidenses ejercer el derecho a votar. Ahora Jeb prometió entregar a su hermano el codiciado acuerdo comercial, inclusive si eso significaba impedir a miles ejercer el derecho a protestar.

Y, sin embargo, pese a los esfuerzos de los hermanos Bush, el sueño de un hemisferio unido en una economía de mercado libre murió hace unos días. No lo mataron manifestantes en Miami, sino los pueblos de Brasil, Argentina y Bolivia, que informaron a sus políticos de que si otorgaban más poder a las multinacionales tal vez no podrían retornar a sus hogares.

Los brasileños pactaron un compromiso que permite a los gobiernos firmar las partes que les gusten y rechazar las otras. Por supuesto, Washington tratará de presionar a países y a grupos de naciones para que acepten amplios convenios comerciales, pero no habrá un acuerdo unificado. Dentro del hotel Intercontinental, se lo calificó de "ALCA Lite" (ALCA liviano).

Pero afuera sufrimos una experiencia más pesada. Por cierto, cuanto más control perdían los representantes comerciales estadounidenses en la mesa de negociaciones, más poder ejercía la policía en las calles. "Nuestro objetivo es hundirlos", me explicó un agente de policía del condado de Miami-Dade. Y eso es exactamente lo que hicieron. Pequeñas y pacíficas manifestaciones fueron reprimidas con gran dureza. Autobuses repletos de sindicalistas fueron bloqueados para impedirles sumarse a manifestaciones autorizadas. Decenas de jóvenes fueron golpeados con porras hasta hacerles sangrar.

La violencia policial fuera de las cumbres comerciales no es nueva, pero lo que resulta asombroso es la desproporción entre la respuesta de las fuerzas de seguridad y la amenaza real. Desde la perspectiva de una activista, los manifestantes se mostraron casi vergonzosamente obedientes; es comprensible tras semanas de intimidación policial.

Al oír el incesante rugido de los helicópteros, tuve la sensación de que estaba ocurriendo algo nuevo. Era como si, en vez de ser el blanco de un operativo, fuéramos extras involutarios en un complejo ejercicio militar.

La cumbre del ALCA en Miami representa la bienvenida oficial a la "guerra contra el terrorismo". Las últimas técnicas de táctica y de propaganda fueron afinadas en Iraq, desde un ejército hollywoodense hasta una prensa militarizada, y ahora fueron usadas en gran escala en una importante ciudad de Estados Unidos. "Este debe ser el modelo para la defensa interna", dijo orgullosamente el alcalde de Miami, Manny Díaz, al aludir al operativo en que participaron más de 40 organismos de seguridad, desde el FBI hasta el Departamento de Pesca y Vida Silvestre.

Ahora que los activistas han sido transformados en extranjeros peligrosos, Miami podrá reclamar el dinero que se brinda para "la guerra contra el terrorismo". Por cierto, 8.500 millones de dólares gastados en seguridad durante la reunión del ALCA provenían de los 87.000 millones de dólares destinados a Iraq que Bush le sacó al Congreso el mes pasado.

Pero algo más que dinero se pidió prestado a la invasión de Iraq. La policía de Miami también invitó a periodistas a viajar con ellos en vehículos blindados y en helicópteros. Como en Iraq, la mayoría de los reporteros aceptaron con entusiasmo su papel de falsos soldados y se colocaron ridículos cascos de combate y flamantes chaquetas de camuflaje. Emisoras de televisión local, en lugar de cubrir las protestas, las sobrevolaron. Sus helicópteros mostraron imágenes de enfrentamientos, pero en lugar de oír las voces de los manifestantes rogando a los policías que cesaran sus disparos, sólo se escucharon las voces de altos funcionarios policiales y de locutores lamentando lo que sufrían los agentes en la línea del frente.

El modelo de Miami para lidiar con la disidencia interna va más allá de una sola reunión. El domingo, "The New York Times" informó sobre la filtración de un boletín del FBI que revelaba "un esfuerzo coordinado, a escala nacional, para recolectar datos de inteligencia" sobre el movimiento contrario a la guerra en Estados Unidos. El memorándum señala en particular la vigilancia de activistas que participan en protestas totalmente legales. Anthony Romero, director ejecutivo de la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos, dijo que el documento revela que, "de manera peligrosa, el FBI está recopilando datos sobre los estadounidenses comprometidos en protestas legales y que discrepan" del actual Gobierno. "La línea entre terrorismo y desobediencia civil legítima ha sido desdibujada", añadió.

Podemos esperar mucho más de esas tácticas en el frente interno. De la misma manera en que las violaciones de las libertades ciudadanas aumentaron cuando Washington perdió control del proceso del ALCA, también la represión se incrementará cuando la gente de Bush se enfrente con la amenaza más grave: perder el control de la Casa Blanca.

Por cierto, Jim Wilkinson, director de comunicaciones estratégicas del Comando Central de Estados Unidos en Doha (Qatar) -el operativo que dio al mundo el rescate de Jessica Lynch- se ha mudado a Nueva York para encabezar las operaciones de prensa de la Convención Nacional Republicana.

"Estamos pensando en periodistas que participen", como aquellos que viajaron junto a los soldados en Iraq. "Estamos tratando de obtener nuevos e interesantes ángulos de cámara", explicó al periódico neoyorquino "Observer".

La guerra está llegando a casa.

N. KLEIN, periodista y autora de "No logo", ha dado conferencias en las universidades de Harvard y Yale y en la London School of Economics © 2003 Naomi Klein Distribuido por The New York Times Syndicate.

Pondría ALCA en peligro exportaciones de Colombia a Venezuela

Pondría ALCA en peligro exportaciones de Colombia a Venezuela Bogotá, 3 dic (PL) El Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) pondrá en peligro más del 50 por ciento de las exportaciones de Colombia a Venezuela, aseguró hoy aquí María Luisa Chiappe, presidenta de la Cámara Colombo-Venezolana (CCV).

Chiappe precisó a la prensa que más de 800 productos colombianos que se venden en el mercado venezolano se verían amenazados por la competencia de Estados Unidos, ya que con el ALCA se eliminaría el Arancel Externo Común de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que deja sin gravamen las exportaciones entre los países miembros.

El comercio bilateral anual asciende a más de mil millones de dólares y la cantidad que se afectaría por el ALCA asciende a más de 676 millones de dólares, en 832 productos, siendo los más vulnerables autos, piezas de repuesto para vehículos de carga, equipos de refrigeración, medicamentos, neumáticos y cables eléctricos.

Por ello, Chiappe indicó que en las negociaciones del ALCA, el Gobierno tiene que ofrecerle el máximo apoyo a esos sectores que se verían afectados, como facilidades para aumentar la investigación y desarrollo, la obtención de tecnología de punta y créditos para adecuación y reconversión de plantas y procesos.

Asimismo, el Ejecutivo debe negociar plazos amplios para la reducción y eliminación de aranceles, de manera tal que las empresas tengan el tiempo suficiente para prepararse y enfrentar la competencia sin mayores traumatismos.

“El mercado venezolano ofrece a las pequeñas y medianas empresas colombianas oportunidades que tienen que ser aprovechadas y para esto tienen que ser conocidas y valorados en su justa dimensión los efectos de las negociaciones”, sentenció Chiappe.

La alternativa bolivariana de las Américas (ALBA) propone un ALCA mas solidario

La alternativa bolivariana de las Américas (ALBA) propone un ALCA mas solidario Ninoska Perdomo
Adital. 26-11-2003.

A la luz tenue de las discusiones mundiales sobre la concreción del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), Venezuela ha formulado una propuesta de integración que descansa en unos principios radicalmente diferentes a los postulados que gobiernan la lógica del ALCA. Así lo señala el coordinador de la Comisión Presidencial del ALCA en Venezuela y presidente del Banco de Comercio Exterior (Bancoex), Víctor Álvarez.

'Mientras el ALCA plantea una liberalización absoluta del comercio y de la inversión, la propuesta hecha por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), centra su atención en la lucha contra la pobreza y la exclusión social, ve al comercio y a la inversión como un medio para lograr ese fin; a diferencia de la propuesta del ALCA que tiene en la liberalización y regulación del comercio y de la inversión el fin en sí, es decir, el objetivo último que persiguen. El ALBA se afirma a partir de las necesidades comunes en América Latina y el Caribe y comienza a adquirir proyección programática'.

Las principales propuesta del ALBA, para que el ALCA sea pensado de otra manera, es la creación de fondos compensatorios, la corrección de las asimetrías entre países, así como también la utilización de las compras públicas dándole preferencia a las pequeñas y medianas industrias, y a las cooperativas. El ALBA considera también que los países de mayor desarrollo relativo deben financiar los costos de la integración. A partir de los rectores del ALBA, Venezuela ha hecho todo un trabajo para lograr que en las negociaciones del ALCA estos elementos sean considerados y fundamentados en el principio de la solidaridad.

'Hemos dicho -afirmó Álvarez- que los países de mayor nivel de desarrollo relativo en el Hemisferio deben estar dispuestos y ser capaces de asumir los costos económicos y financieros de la integración para facilitar el logro de los objetivos de lucha contra la pobreza y la exclusión social. No puede ser única y exclusivamente el objetivo de la ganancia y de la rentabilidad los que orienten los esfuerzos que se están haciendo por crear un área de libre comercio.' La historia colectiva, política, económica, social y cultural de los pueblos a lo largo de muchos años se desarrolló bajo el discurso, no sólo comprado sino asumido, de la liberalización comercial, de la desregulación de las economías, de la privatización y desmontaje de las capacidades de gestión pública y después de más de una década de haber experimentado esas políticas mutilantes, nuestros pueblos encuentran una situación de mayor empobrecimiento, los índices de pobreza y de pobreza crítica han aumentado.

Según estimaciones de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), en el año 2002 el número de latinoamericanos que vive en situación de pobreza alcanzó los 220 millones de personas, es decir, el 43% de la población y el 40% de esa cifra vive en la indigencia. Las condiciones de vida de millones de habitantes en el continente se han visto terriblemente afectadas por la manera como se condujeron y se aplicaron esos procesos de liberalización.

'El ALBA también prioriza la integración latinoamericana como paso previo a la integración comercial con otras potencias del hemisferio sur y del mundo. La posibilidad real de que procesos de integración de este tipo puedan ser una verdadera oportunidad para nuestros países y para nuestros pueblos depende de nuestra capacidad para asociarnos, para crear alianzas, para compartir nuestros recursos. Se trata de crear ventajes cooperativas entre países de menos desarrollo relativo para poder enfrentar los retos, los riesgos y las implicaciones de integración con países de mayor desarrollo relativo que el nuestro', objetó Álvarez.

'No olvidemos que en el caso del ALCA se trata de una integración de países muy desiguales. Es la integración con la principal potencia económica y militar del mundo, solamente la economía de Estados Unidos genera el 78.2% del PIB del Hemisferio. Sólo ese país genera casi el 80% de toda la producción de bienes y servicios, y el 20% restante se distribuye entre Brasil, México, Argentina y Canadá; prácticamente todas las economías del Hemisferio comparadas con la de EE.UU. son pequeñas economías.' A juicio de Álvarez, en una situación como ésa hay que tener mucho cuidado porque las oportunidades y bondades que se le atribuyen al libre comercio se verían disueltas cuando países de semejante desigualdad se vean obligados a cumplir las mismas reglas. Debe haber un tratamiento que rinda cuentas, que considere esas diferencias, esas asimetrías y disparidades entre nuestros países.

Venezuela viene haciendo una propuesta al calor de las negociaciones en el ALCA y sostiene que un ALCA no se crea solamente por la eliminación del arancel, o no se crea sólo porque se eliminen las condiciones y los requisitos que tradicionalmente se le han exigido a las inversiones extranjeras, si principalmente no se corrigen esas asimetrías y disparidades.

Creación de los Fondos Compensatorios para la Convergencia Estructural

La eliminación del arancel tendrá un efecto contraproducente porque el arancel es el instrumento que se tiene como medio para proteger el aparato productivo de América del Sur y eliminarlo significaría las puertas abiertas a una inundación de productos provenientes de las grandes potencias que están además subsidiados, como es el caso de los productos agrícolas extranjeros que se venden por debajo del costo de producción y bajo estas condiciones sería imposible competir.

'Hemos dicho que ése es uno de los grandes peligros del ALCA y por eso se ha propuesto la creación de los Fondos Compensatorios para la Convergencia Estructural para que con éstos se financien las inversiones en infraestructura y servicios de apoyo a la producción. Los Fondos de Convergencia Estructural que propone Venezuela es una de las ideas fuertes del ALBA que se está sembrando en las entrañas del ALCA para corregir los rezagos en materia de infraestructura y servicios básicos de apoyo a la producción, además; fortalecer las capacidades tecnológicas e innovadoras en nuestro aparato productivo para que seamos capaces de insertarnos en los mercados hemisféricos a través de la exportación de una amplia gama de productos transformados e industrializados.'

Se propone además que estos fondos sirvan para financiar las inversiones en el desarrollo de capital humano, en el desarrollo de las capacidades profesionales y técnicas, es decir, que estén destinados a disminuir las asimetrías y desigualdades entre países, es una condición imprescindible para evitar que un área de libre comercio sea un espacio en el que ganan unos y pierden otros.

Venezuela y Brasil no aceptan algunos puntos del ALCA

Brasil también informó que no iba a negociar servicios ni inversiones a través de un arreglo hemisférico con un conjunto de reglas de cobertura continental, negociará por la vía bilateral y de esa forma también estaría sacando dos temas importantes del ALCA, pues Venezuela también ha dicho que no negociará compras gubernamentales en el ALCA, sino que se utilizarán las compras públicas como un instrumento para darle preferencia a las pequeñas y medianas empresas y cooperativas nacionales.

Como resultado de los nueve temas de negociación, ya van cinco que se extraen del ALCA que son: Agricultura, antidumping por parte de EE.UU., inversiones y servicios que los saca Brasil; y compras gubernamentales, Venezuela. Los hechos están demostrando la visión que tuvo Venezuela hace unos años atrás cuando objetó que se trataba de un acuerdo demasiado extenso, que había que limitar y acotar la cobertura de los temas y que antes de firmar un acuerdo debe corregirse antes las asimetrías que hacen que países muy desiguales tengan que verse obligados a cumplir las mismas reglas.

A medida que se aproxima la fecha de conclusión de las negociaciones queda mucho más claro que dichos temas no fueron lo suficientemente discutidos y que se habían dado por cerrados cuando aún faltaba mucho por debatir, por eso era necesario reabrir las discusiones y extender el tiempo que se había estipulado.

MERCOSUR: manifestación del ALBA

Los avances entre la Comunidad Andina y el MERCOSUR son la expresión, manifestación y concreción de la Alternativa Bolivariana para América Latina que prioriza precisamente la integración latinoamericana como condición previa para poder enfrentar los retos, riesgos y amenazas que supone la integración comercial con países de mayor desarrollo relativo.

Entonces, explicó Álvarez, la integración Comunidad Andina - MERCOSUR son las manifestaciones del ALBA. Es una manera de cómo se cristaliza la integración latinoamericana.

Es importante aclarar que no está planteado un conflicto con EE.UU., sino una crítica al modelo de integración neoliberal que ni siquiera EE.UU. ha aplicado, y evidencia de ello son los multimillonarios subsidios que el gobierno estadounidense otorga a sus productores agrícolas. Esta es una manifestación concreta de que el Estado sí interviene en la economía, tesis que rechaza la integración neoliberal.

De manera que, 'nuestro enfrentamiento es contra el modelo de integración neoliberal que privilegia los mecanismos del mercado y pretende desconocer el derecho soberano que tienen nuestros países de diseñar políticas y estrategias que promuevan el desarrollo de nuestros sectores productivos y generar así las fuentes de empleo que necesita nuestra gente', precisó Álvarez.

En este sentido, reiteró, que en el aspecto de compras gubernamentales contemplado en el ALCA, se plantea que los estados no le den preferencia a la producción nacional, que no se le den ventajas a las pequeñas y medianas industrias y a las cooperativas frente a la competencia importada. Se establece como una especie de 'culto' a la libre competencia para que nuestras pequeñas y débiles empresas tengan que competir con las trasnacionales, bajo la premisa de que la presión competitiva las llevará a ponerse a la altura de éstas.

Ese es el mismo discurso de hace 15 años atrás que inocentemente compró América Latina y que 15 años después dejó como consecuencia una terrible masacre de las pequeñas y medianas industrias y la destrucción de millones de empleos. Es urgente, entonces, reivindicar el derecho del estado a diseñar políticas de desarrollo.

ALCA-EDA: sobre dioses, demonios y burritos terroristas

ALCA-EDA: sobre dioses, demonios y burritos terroristas Sebastián Hacher
La Haine. 25-11-2003.

Hace unas semanas Joaquín Morales Sola, el columnista estrella del muy conservador diario argentino La Nación, afirmaba que "sólo Dios sabe qué tienen que ver los piqueteros con el ALCA".

No resulta extraño que un periodista "tan serio" no conozca la relación entre una cosa y otra; generalmente no suele conocer nada que no le dicten por teléfono. Sin embargo, llama la atención que considere el conocimiento de esa relación como un saber exclusivamente divino.

Consultadas varias fuentes teológicas, llegamos a la conclusión de que en realidad Dios tampoco sabe mucho del tema; al igual que su amigo Morales Sola, el rey de los cielos y la tierra (aclaremos; hablamos del creador y no de Bush) suele informarse a través de los cuatro grupos de noticias mas importantes del imperio; General Electric, AOL / Time Warner, Walt Disney Company y Viacom, todas corporaciones con intereses puestos en la creación del ALCA.

Estos medios, que organizan gran parte de la agenda informativa internacional, vienen guardando un llamativo semi-silencio sobre el tema, no porque no defiendan sus propios intereses, sino porque a decir verdad, no tienen muchas buenas noticias para darse a si mismos, ni quieren "levantar la perdiz" para que conozcocamos sus verdaderos planes.

Por un lado, el plan es demasiado poco digerible para la opinión pública internacional, y por el otro, el ALCA tal como lo planificó Estados Unidos está sufriendo turbulencias por arriba y por abajo; la falta de resultados concretos, las diferencias con países como Brasil y el repudio popular al proyecto de mercado común, llaman a silencio a los informadores del poder.

Nosotros -periodistas paganos- queremos confundir todavía más a Morales Sola y a sus fuentes divinas de información. Así que intentaremos desenrollar el ovillo del ALCA con algunas cifras, datos y hechos que los columnistas "telefónicos" como los de La Nación, no se molestaron nunca en entender.

El espíritu del ALCA: en el paraíso no se consigue

EL ALCA es un proyecto impulsado por Estados Unidos para crear un mercado común de mercancías y capitales desde Alaska a Tierra del Fuego. Latinoamérica es un continente poblado por 530.233.000 de habitantes, con un 35% por debajo de la línea de pobreza, un desempleo urbano que supera ampliamente el promedio de 9.1% de las últimas cifras oficiales y un mercado laboral que se estima en el 2010 alcanzará a 269.416.000 de personas.

Para Estados Unidos, es una gran cantera de mano de obra barata y un mercado donde colocar su producción, además de una inmensa reserva de recursos naturales y campo de juego para sus empresas financieras.

Analicemos un sólo aspecto de este plan; el de la utilización del mercado laboral. No conviene asustar ni a Morales Sola -ni a dios- con mucha información de un sólo golpe.

En materia de trabajo el modelo a implementar, con mas o menos cambios, es el de México; en el norte de ese país, unas 3800 empresas extranjeras conocidas como maquiladoras o "fábricas del sudor" emplean a un millón de mexicanos para producir de diversas mercaderías, desde televisores y coches hasta ropa y calzado, que luego son ensambladas en Estados Unidos, Japón, Europa o Canadá. En países como Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua las maquiladoras emplean más de 200.000 trabajadores, la mayoría mujeres jóvenes que han migrado de comunidades rurales que no pueden competir con importaciones agrícolas baratas (que el ALCA quiere propiciar aún más).

Para los trabajadores, la mayoría mujeres y niñas de entre 14 y 20 años que trabajan por salarios que van entre 0.50 cts.. y 2 dólares la hora, las fábricas del sudor son carceles; la organización sindical, el reclamo de mejores condiciones de trabajo o seguridad social, son penadas con el despido, amenazas y represión.

El último caso es el de la firma canadiense Gildan Activewear, fue denunciada por despedir en su fábrica AAA en Honduras a 42 trabajadores que pretendían organizar un sindicato. La empresa ya había sido denunciada por un informe del Comité Nacional Laboral (NLC) de Nueva York por "largos días de trabajo, presión para cumplir con cuotas de producción excesivamente elevadas, lesiones por movimientos repetitivos de muñecas y en la espalda, revisación personal cuando los trabajadores entran y salen de la fábrica, monitoreo de asistencia a sanitarios, y agua para beber contaminada"

Denuncias como estas y aún mucho mas graves (abuso sexual, semi-esclavitud, contaminación incontrolada, etc) son cotidianas en este tipo de fábricas. Algunas de las firmas que trabajan con esta modalidad, por nombrar sólo las mas conocidas, son; General Electric, General Motors, Matsushita (Panasonic), Chrysler, Hallmark Cards, Ford Motor, Sony, Mattel, Hasbro, Hyundai, Converse, Wal Mart.

Para Morales Sola, incapaz de relacionar una cosa con la otra, los desocupados argentinos, una enorme cantera de mano de obra calificada viviendo en la miseria, no tiene nada que ver con el ALCA. ¿Será ignorancia o mera conveniencia?.

ALCA-EDA: el demonio que demoniza

La reciente cumbre del ALCA en Miami despertó una campaña internacional y movilizaciones en todo el continente, con epicentro en la misma Miami. Allí, miles de jóvenes y trabajadores se movilizaron enfrentando la represión de la policía mientras intentaban llegar al centro de convenciones.

El resultado fue de más de 250 detenidos, entre ellos varios periodistas de Indymedia, FSRN y Democracy Now (1), que cumplían con su trabajo de romper el cerco informativo sobre las movilizaciones. En la Argentina, al mismo tiempo, se realizó una movilización de más de 10.000 personas, y decenas de grupos están organizando una consulta popular para "decirle no al ALCA".

Sin embargo, la oposición popular al ALCA no se viene resolviendo solamente en las cumbres o campañas especificas, sino principalmente en la historia de los últimos años de América Latina. Desde el levantamiento zapatista en 1994 contra el TLC (Tratado de Libre Comercio entre EE.UU. y México) hasta el reciente levantamiento contra la entrega de los hidrocarburos en Bolivia que terminó con la renuncia y exilio del presidente Sánchez de Losada, el continente se ha visto sacudido por la oposición de los pueblos a las consecuencias de los planes aplicados por mandato divino (perdón: de Bush).

Estos procesos sociales han puesto en crisis a los planes de "integración" y generado de parte del imperio dos respuestas; la primera directamente controlada y digitada desde Estados Unidos, y la segunda que expresa - en parte y sólo en parte- contradicciones con la política imperial.

La primera respuesta a la que nos referimos es la creciente militarización de la protesta social, la criminalización de los movimientos y la renovada intervención de Estados Unidos en materia represiva en nuestros países. Ejemplos de estos hay varios; podemos tomar el caso de Bolivia, con la represión militar al levantamiento de Octubre, el mismo Plan Colombia o, incluso, la sostenida campaña de criminalización de los movimientos piqueteros en Argentina.

Para sustentar esta política, Bush no escatima recursos; para el año que viene, piensa aumentar la "colaboración" en su cruzada contra el "narco-terrorismo" latino. En su presupuesto para el 2004, el presidente norteamericano propuso destinar 731 millones de dólares para la Iniciativa Andina Antidrogas (IAA), hija latina de la "guerra contra el terrorismo" global. Ese dinero se distribuirá muy políticamente; Colombia, 463 millones; Perú, 116 millones; Bolivia 91 millones; Ecuador 35 millones; Brasil 12 millones; Venezuela, 5 millones; y Panamá 9 millones. Junto con estas cifras, mantendría la ayuda militar directa con montos mayores que años anteriores: 143 millones para todo el continente.

Quizás el ejemplo mas acabado de esta política sea Ecuador. Allí un levantamiento popular terminó de dar por tierra en Enero del 2000 con el gobierno de Mahuad, y abrió una etapa donde surgió Lucio Gutiérrez, presentado como una esperanza para que gobiernen, por primera vez en la historia del país, los sectores mas castigados de la sociedad. Pero la ilusión duró poco, y los movimientos sociales comenzaron a alejarse del gobierno hasta romper con él a principios de este año.

Pero esta vez la administración norteamericana se está preparando. El periodista ecuatoriano Marcelo Larrea, de la revista El Sucre, denunció como a través del Comando Sur del Pentágono (Southcom), Estados Unidos está invadiendo silenciosamente el país. En su detallado informe, el periodista explica como están llegando al país soldados norteamericanos, mercenarios, aviones, helicópteros, buques, radares, sistemas de espionaje satelital, centros de acopio y en general armamento de diverso tipo. En Ecuador también hay al menos 6 oficinas dedicadas a la seguridad que responden directamente a la administración norteamericana, algunas de las cuales fueron denunciadas como "meras pantallas de la CIA" para infiltrar e investigar a los movimientos sociales. Todas las tropas acantonadas en el país tienen inmunidad diplomática y los conflictos resuelven bajo la legislación yanqui, a pesar que además de los planes de apoyo logístico y entrenamiento, Estados Unidos esta construyendo bases militares y tiene potestad para usar puertos y aeropuertos del país.

Pero no hay que alarmarse; nosotros vivimos en la Galaxia Morales Sola, gobernada por un dios que no sabe que relación hay entre la criminalización de los movimientos sociales y los piqueteros. O la campaña de criminalización de la protesta que el columnista no encabeza porque es incapaz de hacer cualquier cosa mas o menos seria ¿no tendrá algo que ver con un plan continental?.

Caras nuevas para viejos negocios

Pero las respuestas a la creciente rebelión de los pueblos latinoamericanos no pasa solamente por las armas; también se ensayan intentos de recrear el consenso que les permita avanzar en recolonizar América Latina. La segunda respuesta es la implementación de regimenes de centroizquierda o "progresistas" como reemplazo a los viejos gobiernos llamados neoliberales, tan proclives a seguir al pie de la letra los mandatos del norte durante toda la década del 90.

Este cambio de rostro político no responde solamente al agotamiento de los regimenes neoliberales y a un intento de contención de las rebeldías continentales, sino sobre todo a que los movimientos que surgieron todavía no han logrado, a pesar de su heroísmo y profundidad, articular proyectos de poder gestados desde la propia movilización.

Estos nuevos regimenes se mueven en el terreno de la ambigüedad permanente; por un lado necesitan apartarse un poco de los mandatos del FMI para mantenerse a flote, pero por el otro lado están atados histórica, económica y políticamente al imperio yanqui.

Veamos un ejemplo paradigmático; el Brasil de Lula, presentado como estos días como el espadachín de la lucha contra el ALCA, por las diferencias mantenidas por el canciller carioca con su par norteamericano.

Según informa Argenpress, hay números que explican muchas cosas: "Entre enero y abril de 2003, las exportaciones de acero brasileño a los Estados Unidos disminuyeron un 51,6% respecto de 2002. Y el jugo de naranja brasileño debe pagar un impuesto de 56% de su valor para traspasar las aduanas estadounidenses. Brasil es el mayor productor de jugo de naranja del mundo, un negocio que le reporta U$S 1.500 millones por año. Y la lista de productos afectados sigue".

La poderosa "burguesía paulista" presiona por tener su tajada, y en parte por protegerse de la competencia de países con economías mas grandes como Estados Unidos; no es anti- imperialismo, son negocios y juegos de presión para obtener mejores migajas.

Confundir eso al extremo de pensar en un resurgimiento de las burguesías nacionales latinoamericanas -generalmente nacidas muertas- es como pedirle a Morales Sola que entienda la relación de una cosa con la otra.

Burritos al ataque

Un hecho inédito ocurrió durante estos días, poniendo nuevamente en evidencia a la "guerra contra el terrorismo" que impulsan Bush y Blair. No hablamos solamente de las masivas movilizaciones que recibieron a Bush en Inglaterra, sino de algo que quizás pasó mucho mas desapercibido y sucedió en Irak.

Un comando de burritos, seguramente fundamentalistas, desafió toda la parafernalia y a las tropas anglo-norteamericanas atacando con misiles varios objetivos militares. Los cuadrúpedos combatientes, cargando pequeños lanza-cohetes, son quizás un símbolo de lo difícil que se la hace a los poderosos del mundo cumplir con sus objetivos.

Sin embargo para nosotros la tarea no consiste en entrenar a nuestras mascotas para que se conviertan en animales-bomba o comandos kamikaze.

Por el contrario, nuestro secreto es utilizar lo que tenemos a mano; los de arriba están en problemas; los planes de dominio amenazan con hacer agua en varios frentes; nosotros podemos aprovechar eso, con la creatividad que nace en las calles y sin hacernos ilusiones en rancios profetas nacionales.

Pero para ir terminando repitamos un poco el principio del artículo, a fin de que ayudar a que Morales Sola cultive sus facultades asociativas.

Latinoamérica es un continente poblado por 530.233.000 de habitantes, con un 35% por debajo de la linea de pobreza, un desempleo urbano que supera ampliamente el promedio de 9.1% de las últimas cifras oficiales y un mercado laboral que se estima en el 2010 alcanzará a 269.416.000 de personas.

Si se lo mira bien, un potencial humano bastante interesante para hacerle frente a los que quieren dominar, por una u otra vía, a todos nuestro continente. Bolivia, el último ejemplo, volvió a demostrar en las calles que hacerlo es posible.

Sebastián Hacher
sebastian@riseup.net

--------------------------------------------------------------------------------

(1)Entre los detenidos estaban Ana Nogueira y Justin Lipson, ambos grandes compañeros de Democracy Now e Indymedia NY respectivamente. Por las informaciones recibidas Ana ya está en libertad, y por Justin pusieron un precio de 10.000 dólares de fianza. Nosotros sabemos que el trabajo que estaban haciendo, que está en las antípodas de nuestros Morales Sola, no tiene precio. Gracias y fuerza, que como diría Roberto Arlt, "el futuro es nuestro por prepotencia de trabajo".

______________________________

ALCA: Modelo para desarmar
Miguel Ángel Ferrari
Hipótesis

El Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) es, por sobre todas las cosas, un proyecto estratégico de los Estados Unidos para América latina y el Caribe, destinado a paliar su déficit de 500 mil millones de dólares anuales en su balanza comercial -más de tres veces la deuda externa argentina-, en el marco de una incierta recuperación de su economía con gastos siderales en armamento y con un abultadísimo déficit fiscal, agravado en los últimos tiempos por la reducción de impuestos a los sectores más ricos de la sociedad norteamericana.

Una definición sin anestesia del significado del ALCA para los Estados Unidos la dio el actual secretario de Estado, Colin Powell, a poco de asumir sus funciones junto al presidente George W. Bush. En esa oportunidad señaló claramente "Nuestro objetivo es garantizar para las empresas norteamericanas el control de un territorio que se extiende desde el Artico hasta la Antártida y el libre acceso -sin ninguna clase de obstáculos- de nuestros productos, servicios, tecnologías y capitales por todo el hemisferio".

A confesión de parte, relevo de pruebas. Todo lo demás es simple palabrerío tendiente a edulcorar un proyecto de neto corte neoliberal destinado a controlar política, económica y militarmente a toda la región.

Recordemos que la primera cumbre sobre el ALCA realizada en 1994, también en la ciudad de Miami, durante el gobierno de William Clinton, se hallaba impregnada por la atmósfera triunfalista del pensamiento único. Es por ello que sus planteamientos expresaban sin ambages el ideario neoliberal que había penetrado en los gobernantes de la mayoría de nuestros países y -¿por qué no?- en importantes sectores populares, víctimas de una profusa campaña de mentiras orquestada por las clases dominantes locales, siempre tan dispuestas a asumir ese rol indolente, especulador y clientelístico respecto de las metrópolis.

Una muestra de ese espíritu lo da acabadamente en 1998 -en vísperas de la cumbre de Santiago de Chile- Thomas McLarty III, consejero del presidente Clinton y enviado especial de los Estados Unidos para América latina y el Caribe. El funcionario demócrata manifiesta "En el área de la integración económica y el comercio libre, los líderes esperan capitalizar las ganancias obtenidas en la última década tras la adopción de reformas económicas y avanzar hacia la meta primordial, establecida en la Cumbre de Miami, de establecer un Area de Libre Comercio de las Américas para el 2005. Los ambientes macroeconómicos estables que se encuentran por todo el hemisferio se deben en gran medida a las políticas fiscales más estrictas, las tasas de cambio más predecibles, los bancos centrales descentralizados y las políticas comerciales más abiertas, todo lo cual sirve para atraer creciente inversión privada".

Estas palabras, solo cinco años después, si no fueran trágicas resultarían cómicas. ¿A qué "ganancias obtenidas" en la década de los '90, tras las "reformas económicas" neoliberales se refiere el consejero estadounidense? ¿A las de las clases prebendarias que expropiaron el patrimonio social en su propio beneficio, desarticularon la actividad productiva de nuestros países y los endeudaron en cientos de miles de millones de dólares? ¿La descentralización de los bancos centrales evitó el robo a los ahorristas argentinos? ¿Esas son las reformas económicas que permiten "avanzar hacia la meta primordial, establecida en la Cumbre de Miami", para "establecer un Area de Libre Comercio de las Américas?

¿No le dará vergüenza al señor McLarty III leer sus palabras luego de cinco años y comprobar que "los ambientes macroeconómicos estables que se encuentran por todo el hemisferio" han estallado en mil pedazos en la Argentina, en el Uruguay, en Perú, en Ecuador, en Bolivia, para solo citar a los países donde la turbulencia política y económica fue mayor? Para no hablar de la profundización de la brecha social que coloca a Latinoamérica en el primer lugar en el mundo en materia de inequidad distributiva.

¿Este es el resultado de las "políticas fiscales más estrictas, las tasas de cambio más predecibles, los bancos centrales descentralizados y las políticas comerciales más abiertas"? ¿Estas son las metas del ALCA? Las metas del ALCA ya fueron cumplidas antes de su aplicación. El resultado de la implementación de algunas de las ideas que sustentan al ALCA ya está a la vista, se tradujo en cierres de pequeñas y medianas empresas, desocupación, enfermedades, ataque al medio ambiente y a la biodiversidad, exclusión, miseria y muertes por desnutrición o por enfermedades curables.

Un espejo donde los pueblos de nuestro continente pueden mirarse, es el del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, más conocido por su sigla en inglés NAFTA.

El NAFTA ya ha recorrido una década y sus resultados están a la vista. John Audley, uno de los dirigentes del Carnegie Endowment for International Peace, con sede en Washington, planteaba en un estudio que "el sector agrícola mexicano ha perdido un millón 300 mil empleos (y se espera que la situación empeore aún más) desde 1994, debido a la entrada de productos estadounidenses, muchos subsidiados, otros genéticamente modificados, mientras el sector manufacturero solamente ha creado 500 mil empleos. La pobreza ha aumentado, la emigración ilegal creció, muchos campesinos han tratado de balancear la caída de ingresos cultivando nuevas tierras, lo que conlleva a la deforestación y daño al medio ambiente. La productividad se elevó, pero los salarios reales de la población son menores que antes de que se firmara el convenio".

En la Octava Cumbre de Ministros de Comercio que sesionó en Miami solamente un día -el jueves pasado-, rodeada de multitudinarias manifestaciones contrarias a la globalización neoliberal, se terminó firmando un documento que dista mucho de las ideas originarias que el gobierno norteamericano sustentaba respecto de esta iniciativa. Un papel relevante le cupo a Brasil, que contó con la adhesión de la Argentina y Venezuela, en esta frustración momentánea del proyecto de Washington. En este ALCA "flexibilizado" o ALCA a la carta, donde cada país tomaría lo que más le convenga.

Ocurre que ahora otros son los vientos que recorren a nuestro continente. La intensa campaña desarrollada -y que continúa desarrollándose- contra el ALCA en toda América latina, está logrando lenta, pero sostenidamente, contrarrestar el deliberado silencio que Washington trató de imponer, en una abierta actitud antidemocrática, temeroso de la reacción de los pueblos.

Hasta la propia cúpula de la Iglesia Católica argentina, alineándose de algún modo con sus colegas brasileños, denunció esta actitud de escamotear a la ciudadanía el tratamiento de tan importante tema, sugiriendo que se tratara en el Parlamento.

¿Por qué tanto celo en ocultar cual es la esencia de esta propuesta supuestamente de libre comercio?

Porque, en primer lugar, no es de libre comercio. Los Estados Unidos pretenden seguir subsidiando a su agricultura y a su acero, mientras piden a Latinoamérica que libere de aranceles a todos sus productos y servicios. Pero esta asimetría no termina allí. El propósito de las transnacionales, cuyos representantes se hallan instalados en la Casa Blanca haciendo la guerra para incrementar sus negocios, es -como señala Colin Powell- controlar todo el territorio desde el Artico hasta la Antártida, mediante la perimida doctrina del pensamiento neoliberal. Para ello han previsto, incluso, la aplicación de instancias jurídicas estadounidenses o supuestamente internacionales (controladas por Washington) donde se dirimirán las disputas entre las megaempresas y los gobiernos nacionales.

Uno de los preceptos del ALCA, en el estricto marco del Consenso de Washington, consiste en comprometer a los estados nacionales a garantizar el derecho de las empresas a prestar servicios a la población, que constitucionalmente -en la mayoría de los países- son obligaciones del Estado. Esto abre la posibilidad de la privatización donde ella no ha tenido aún lugar, entre otros sectores: la educación y la salud; así como excluye expresamente revertir las privatizaciones ya realizadas. El principio general es transformar los servicios sociales en mercancías, cuyo acceso quede regulado por la capacidad individual de pago.

La batalla contra el ALCA no está ganada, ni mucho menos. Así como tras el fracaso de la Ronda Uruguay, los Estados Unidos se pusieron a construir la Organización Mundial de Comercio. Y, tras el fracaso del Acuerdo Multilateral de Inversiones, procreado en la Organización de Cooperación y de Desarrollo Económico (OCDE), francamente atentatorio a las soberanías nacionales, volvieron a entrar por la ventana con otros proyectos. Con el ALCA harán lo mismo. En la reunión presidencial de Monterrey, prevista para el año próximo, recrudecerán las presiones de la Casa Blanca para reposicionar este proyecto. Si no lo logran, continuarán su avance sobre los países que ya están dispuestos a firmar acuerdos bilaterales o multilaterales.

Hay que desplegar todos los esfuerzos posibles para desarmar este modelo perverso. No vaya a ser que -en el futuro- alguna transnacional le inicie juicio al Estado argentino por competencia desleal, acusado de brindar educación gratuita a sus habitantes.

Nota emitida en el programa radial "Hipótesis", LT8 Radio Rosario, República Argentina, el sábado 22/11/03. Publicada en el sitio www.hipotesisrosario.com.ar

Miami estuvo en estado de sitio; 20 mil personas marcharon contra el ALCA

Miami estuvo en estado de sitio; 20 mil personas marcharon contra el ALCA La Jornada

Miami amaneció como la capital de un país bananero que acabara de sufrir un golpe de Estado: miles de policías estrenando equipo antimotines, cañones lanza agua, vehículos artillados, helicópteros que sobrevuelan todo el día y sospechan que todo manifestante es enemigo potencial de la ley y el orden.

Pero unas 15 mil personas mantuvieron la paz, a pesar de provocaciones e intimidación de las autoridades, al marchar por el centro de la ciudad, aunque se les mantuvo lejos -a unas 10 cuadras- del sitio donde se celebra la reunión ministerial para el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Los manifestantes emitieron una declaración conjunta en solidaridad con los cientos de miles de personas que en Londres protestan contra la visita del presidente George W. Bush y con los activistas que están por participar en una protesta masiva contra la Escuela de las Américas este fin de semana.

''La invasión y ocupación de Irak, la capacitación de soldados en contrainsurgencia en la Escuela de las Américas, y la expansión de los llamados acuerdos de libre comercio como el ALCA, son estrategias en la construcción de un imperio basado en la avaricia, la violencia y el poder'', declararon. ''Estas políticas -sostuvieron- no están haciendo más seguro al mundo como tampoco sus políticas económicas están generando prosperidad''.

La policía de Miami dedicó gran parte del día a evitar que la mayoría de los pacíficos manifestantes pudieran llegar siquiera a un kilómetro de la sede que alberga la reunión ministerial del ALCA.

Con nuevos uniformes y equipos antimotines de última moda, los policías dispararon balas de hule, gas pimienta, usaron instrumentos láser eléctricos y bastones contra manifestantes que intentaban acercarse al hotel donde se realizaban las negociaciones oficiales.

Varios activistas acabaron con las cabezas ensangrentadas y fueron atendidos por médicos y enfermeras voluntarios, que también tuvieron que dar tratamiento a los que quedaron expuestos a agentes químicos. ''La policía sistemáticamente violó los derechos humanos en un esfuerzo por silenciar las protestas contra el ALCA'', declaró Patrick Reinsborough, vocero de los manifestantes.

El acto magno del día fue una enorme marcha y mitin encabezados por el sindicato nacional metalúrgico de Estados Unidos, junto con representantes de sus colegas brasileños. Vestidos con camisetas iguales que llevaban leyendas como: ''El ALCA asquea'' y con banderas que en tres idiomas reafirmaban la solidaridad, unos 2 mil obreros siderúrgicos integraron el contingente más grande visto en una marcha, que incorporó a representantes de las diversas organizaciones sociales integrantes del movimiento global altermundista.

Los organizadores de la marcha denunciaron la abrumadora presencia policíaca, que las autoridades no permitieron la llegada de más de 100 autobuses con 2 mil sindicalizados y negaron el acceso al sitio de la manifestación a cientos más.

''Hoy me desperté con el rugir de helicópteros. Ellos pueden parar nuestros autobuses, pueden negar que la gente llegue a esta manifestación, pero jamás podrán detener este movimiento por la justicia económica y social en las Américas'', declaró Leo Girard, secretario general del sindicato nacional siderúrgico de Estados Unidos (USWA).

''Arriba, abajo, el ALCA al carajo'', corearon unos, mientras otros gritaban consignas sobre el medio ambiente, contra la privatización del agua, por la defensa de los inmigrantes, contra la intervención estadunidense en Colombia y Venezuela, y toda una gama de temas, pero todos reunidos en su rechazo al ALCA.

Jornaleros mexicanos de Florida portaban una enorme bandera de México, un contingente de sindicalistas y ambientalistas llevaba otra, mientras activistas de San Antonio mostraban una manta contra la militarización de la frontera.

La mayoría de los participantes pertenecían a sindicatos nacionales como los contingentes del gremio textilero, de trabajadores del gobierno, electricistas, de servicios, maquinistas, pintores y choferes, junto con jornaleros.

También había indicios de la novedosa alianza del sector laboral con el ambiental, y algunos sindicalistas portaban pancartas de la organización Sierra Club. Manifestantes disfrazados de delfines marchaban junto con otros vestidos de blanco que decían ser agentes antitóxicos, al lado de unos ''jitomates asesinos'' y un grupo con sedas de varios tintes de azul que representaban el mar. Pasaban contingentes de la Alianza Social Continental, de jubilados, el bloque negro, artistas, y uno llevaba una pancarta de ''Alcohólicos contra el ALCA''.

Muchos de los participantes entrevistados por La Jornada eran miembros de sindicatos que han perdido miles de empleos por los efectos de las políticas de libre comercio, que trasladaron sus empleos a México o China. Un metalúrgico de Indiana contaba que su planta acaba de perder 50 empleos; un textilero de Carolina del Norte habla de la pérdida de 4 mil puestos de trabajo; uno de la empresa Maytag dice que cientos de empleos se perderán por el traslado de la empresa. ''Es el asesinato premeditado de nuestras comunidades'', comentó Dave Berard, trabajador siderúrgico.

La protesta contra el ALCA se combinó con la denuncia de las políticas del presidente George W. Bush -con la participación de grupos de paz en esta acción- y estas expresiones se unieron a las voces que se escuchan al otro lado del Atlántico, en Londres. ''Bush, te conozco, eres un ladrón, mentiroso y asesino también'', coreaban unos, y en cada foro y mitin aquí se ha señalado la prioridad de derrotar a Bush en las elecciones del año entrante.

El día comenzó con la celebración de un ''Área de Libre Carnaval de las Américas'', con títeres y grupos de manifestantes que se congregaron desde varios puntos para sumar unas mil personas que bailaban, tocaban tambores y celebraban la resistencia al ALCA.

La primera manifestación empezó con una larga columna de activistas encabezados por el gran títere de un pájaro de cinco metros, con tambores, canciones y bailes, y cuyo avance fue bloqueado en cada esquina para evitar que se acercaran a menos de unas 10 cuadras de donde se reunían los ministros.

Pero desde que amaneció la policía inundó todas las rutas al centro y rehusó permitir el acceso a lugares que antes habían sido establecidos como zonas acordadas para la protesta. Una y otra vez movían las líneas de uniformados para arrinconar a los grupos de manifestantes, a veces utilizando la fuerza. En varios cruces los activistas resistieron estas tácticas pero la policía operó en formaciones militares, golpeó a los manifestantes en riñones y cabeza, al tiempo que disparó cápsulas de gas pimienta y balas de hule.

En cierto momento los manifestantes intentaron derrumbar un segmento de la gran barda de metal que la policía había instalado alrededor de unas 20 cuadras del centro, y los agentes respondieron con toques eléctricos y gas lacrimógeno. Para la mayoría de los observadores y periodistas estas acciones parecían diseñadas para intimidar y establecer control a toda costa, más que un intento para manejar los movimientos de manifestantes.

Un enorme grupo de sindicalistas que acudía a un acto autorizado por la policía se encontró frente a una acción de asalto donde una decena de agentes ingresó al grupo, arrestó a dos personas (supuestamente por haberles arrojado una manta) y apuntó sus armas contra los sorprendidos sindicalistas.

Dos sindicalistas mexicanos empezaron a gritar a los policías ''culeros''. Girard, líder de los siderúrgicos, informó que una de sus agremiadas fue arrojada al piso de concreto mientras los policías le apuntaban a la cabeza con sus pistolas.

Al concluir la gran marcha y mitin de los sindicalistas, grupos de activistas dispuestos a realizar acciones directas fueron correteados después de un largo y tenso momento de negarse a abrir el paso a la policía en una avenida. La policía insistió en que este grupo estaba por iniciar acciones de destrucción de propiedades y les ordenó abandonar el sitio, pero al negarse fueron reprimidos. Menos de 100 activistas decidieron incendiar basura y colocar obstáculos en la avenida, con lo cual la policía empezó a perseguirlos por varias cuadras.

Para el fin del día la policía había detenido a más de 50 activistas pero hasta el momento nadie sabe cuántos fueron heridos, mientras de su parte reportaron que dos de sus agentes sufrieron heridas.

''Más de 8 millones de dólares se usaron para espantar a niños y a gente mayor de edad'', comenta a La Jornada Tony Fransetta, que organizó la participación de unos mil 200 trabajadores jubilados de varias partes de Florida que llegaron aquí en 25 autobuses. Lo hicieron, dice, porque acuerdos como el TLCAN y el ALCA sólo llevan a menos empleos y salarios deteriorados. ''Esto no es posible, es un Estado policiaco, sólo para intimidar a estos jóvenes que actúan por sus ideales''. Concluyó: ''yo soy veterano de la guerra de Corea, pero este no es el país por el cual luché''.

Jim Cason, David Brooks y Roberto González Amador

Miami: Tratan de estructurar ALCA flexible en medio de protestas

Miami: Tratan de estructurar ALCA flexible en medio de protestas Worl Data Service (WDS)
2003-11-21

La conferencia ministerial sobre el ALCA en Miami, dio pasos apresurados para aprobar reglas "flexibles" para ese proyecto mientras que probablemente sus asistentes escuchaban los gritos de manifestantes en las afueras del Hotel Inter-Continental, sede de la reunión, protestas que generaron violencia policíaca.
Anoche, prácticamente a última hora, los ministros participantes firmaron con antelación a lo previsto un acuerdo general sobre el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) el cual, según fuentes que lo analizaron directamente, es una "versión flexible" que ignora las controversias más severas que separan a Estados Unidos de algunos países latinoamericanos que participan en las negociaciones, encabezados por Brasil.
El diario El Nuevo Herald afirmó sobre el convenio que "cambia las reglas de juego sobre el grado de participación que tendrán los países en el área común de comercio".
Las concesiones, hechas básicamente por el gobierno norteamericano de George W. Bush, muy interesado en la vigencia del ALCA, fueron sacrificadas a la necesidad de que la nueva entidad cobre vigencia -parcial en este caso- en enero de 2005, tal como estaba previsto.
Especialistas creen que el interés de la Casa Blanca en el área de libre comercio descansa mas bien en la necesidad de respaldar a Miami, a la Florida y a su gobernador Jeb Bush, hermano del mandatario, en su objetivo de conseguir la sede del ALCA para la ciudad floridana mencionada.
Los sectores económicos -y políticos- miamenses más poderosos han cifrado tales esperanzas en el proyecto que enviaron a América Latina a su propio representante para tratar de convencer a los gobiernos no solo de que respalden la sede en Miami para el ALCA sino al ALCA mismo, según reveló recientemente el New York Times.
El ALCA es repudiado por amplios sectores políticos, sociales y económicos latinoamericanos por considerarlo como un instrumento destinado a liquidar la soberanía de América Latina bajo la fortaleza de las transnacionales con casa matriz en Estados Unidos.
Según esas denuncias, el proyecto fue lanzado por Washington precisamente para obtener un dominio más completo y cómodo sobre los mercados de la región latinoamericana y por ende el mando de influencias políticas y hasta culturales.
Por el momento y según la denominada flexibilidad del convenio alcanzado esta semana, esos objetivos tienen ante sí el obstáculo que han colocado algunos gobiernos, encabezados por el brasileño, en cuanto a no aceptar imposiciones cruciales que desean aplicar los norteamericanos.
En ese marco al parecer fueron relegados o "suavizados" los temas polémicos como los subsidios agrícolas, la protección del medio ambiente y la propiedad intelectual.
El optimismo desplegado por los principales participantes estuvo matizado por evasivas.
El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, dijo que "Hemos podido demostrar que la buena química estuvo aquí. Esperamos que se mantenga", mientras que Robert Zoellick, representante de Comercio de Estados Unidos, expresó que "el entendimiento" se logró sobre la base de que "Miami es un lugar de encuentros".
Zoellick, citado por la prensa miamense, expresó no obstante que "Hicimos un gran trabajo, logramos un gran éxito. El ALCA entra en una nueva fase... estamos en un punto en el que estamos negociando el ALCA, no simplemente buscándolo"
Pero la voz de Venezuela, país también presente en las negociaciones de Miami, fue discordante con la felicidad estadounidense.
Wilmar Sotelo, ministro venezolano de Promoción y Comercio alertó de que el convenio puede ser utilizado "para realizar prácticas invasivas" de los países negociadores más fuertes sobre los más débiles, según citó El Nuevo Herald.
De acuerdo con esa fuente de prensa que habitualmente defiende el ALCA, Sotelo dijo que "yo creo que no se puede hablar de niveles de satisfacción en los acuerdos que se hicieron. Creo que algunos teníamos otras expectativas. En el caso de Venezuela, logramos la posibilidad de incluir un texto sobre la necesidad del respeto a la soberanía de los estados y a los hechos constitucionales".
La delegación venezolana, de esta manera, incluyó una declaración de 10 páginas en la que el gobierno de ese país fija su posición, informó el rotativo citado.
Pero el ejemplo de lo que en realidad puede enfrentar el ALCA en Estados Unidos y también en América Latina, estuvo en las calles de Miami, donde miles de manifestaciones que protestaban contra el área chocaron con las fuerzas policíacas.
Los choques fueron descritos por testigos oculares como "batallas campales". Mientras que los agentes usaron balas de goma, gases lacrimógenos y atomizadores de pimienta, quienes protestaban lanzaron pintura mezclada con orina y piedras. Se anunció el arresto de un centenar de personas.
Los manifestantes, la gran mayoría norteamericanos o latinoamericanos que trabajan en Estados Unidos, atribuyen al ALCA el fin de favorecer solo a las transnacionales, como instrumento de la globalización neoliberal mundial.

_____________________

Contra el dios del libre comercio
Mark Engler
Progreso Semanal

Esta semana los Ministros de Comercio del hemisferio están reunidos en Miami para realizar importantes negociaciones del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Hasta ahora los proponentes de la globalización corporativa han soportado grandes muchedumbres de sindicalistas, defensores del medio ambiente y activistas en pro de los derechos humanos que se manifestaban cerca de su lugar de reunión. Y puede que no se sorprendan cuando oigan a sus críticos catalogar al ALCA de esfuerzo por imponer el control "neocolonialista" a las economías latinoamericanas. Sin embargo, puede que los representantes comerciales estén menos acostumbrados a oír las mismas acusaciones provenientes del púlpito.

Pues que se acostumbren.

El pasado septiembre los obispos católicos de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Chile se reunieron para discutir las implicaciones "éticas y morales" del ALCA. Al finalizar se situaron abiertamente del lado de los que están en las calles. En su declaración oficial, los obispos advirtieron que el ALCA "fomentará la concentración del poder económico en unas pocas manos" y que disminuirá la soberanía democrática, especialmente en los países más débiles de América".

El catolicismo ha recibido mucha atención este otoño por la celebración en el Vaticano de las "bodas de plata" de Juan Pablo II como jefe de la Iglesia. Aunque esa cobertura de prensa se ha enfocado en el marco oficial de Roma, la declaración de los obispos sudamericanos hace énfasis en otra corriente religiosa. Conocida como "teología de la liberación", este otro catolicismo tiene particular importancia para América, donde se encuentra casi la mitad de los 1,1 mil millones de católicos.

La teología de la liberación emergió originalmente como un movimiento en América Latina en los años 60. Una generación de teólogos, sacerdotes y creyentes latinoamericanos, alentados por las dramáticas reformas que tenían lugar en Roma, se fijaron en la persistente y debilitante pobreza de su región. Como respuesta, criticaron la estrecha relación de la Iglesia Católica con las elites locales. Y se comprometieron a conformar una práctica religiosa que afirmara la dignidad de los marginalizados y excluidos.

Teológicamente sus principales documentos - como una declaración producida en la Conferencia de Obispos Latinoamericanos de 1968 en Medellín, Colombia - argumentaban que las escrituras religiosas llaman a los cristianos a expresar su "opción preferencial por los pobres". En muchos países gobernados por dictadores (típicamente promovidos por Washington), la gente de la iglesia se convirtió en blanco de los escuadrones de la muerte debido a su negativa a mantenerse en silencio ante las violaciones a los derechos humanos.

El otro catolicismo se esfumó después de que terminaran las "guerras sucias" latinoamericanas de los 70 y los 80, y después de que contracorrientes conservadoras dentro de la Iglesia se enfrentaran a la influencia de los sacerdotes "liberacionistas". Al mismo tiempo, muchas de las ideas centrales de la teología de la liberación, incluyendo la opción preferencial por los pobres, pasaron a ser parte del pensamiento católico tradicional. Por otra parte, en la era de la posguerra, los progresistas religiosos continuaron su promoción de los derechos humanos adoptando posiciones acerca de los derechos económicos - como el derecho al alimento y al techo - y declarando que los impactos sociales del neoliberalismo económico eran contrario a los valores de su fe.

En su reciente análisis del ALCA, los obispos sudamericanos se inspiran en las obras de economistas y sociólogos seglares. Esos expertos señalan el hecho de que el Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte (ALCAN), el tratado que los defensores del comercio esperaban que se expandiera por todo el hemisferio, provocó la pérdida de 766 030 puestos de trabajo existentes y potenciales en EEUU entre 1994 y el 2000. Pero la fuga al extranjero de las compañías casi no ayudaron a los trabajadores manufactureros de México, quienes vieron cómo sus salarios reales disminuyeron en 21% en ese mismo período, según la investigación del Instituto de Política Económica.

Sin embargo, la singularidad de las voces religiosas es la visión ética que aportan a los debates comerciales. Los teólogos de la liberación insisten en que la economía debiera estar al servicio de la humanidad y respetar los derechos fundamentales de los pueblos. Acusan de idolatría a aquellos que colocan los intereses económicos por encima de todo - de convertir al mercado en un Dios -, a menudo con desastrosos resultados para los pobres.

El Papa Juan Pablo II, quien está lejos de ser considerado un aliado en temas progresistas como el aborto, ha apoyado estas críticas económicas. En su declaración de 1999, Ecclesia in America, advirtió que "cada vez más prevalece en muchos países de América un sistema conocido como 'neoliberalismo'; basado en una concepción puramente económica del hombre, este sistema considera la ganancia y la ley del mercado como sus únicos parámetros". Juan Pablo II argumentó en otra ocasión que "el valor inalienable de la persona humana debe ser siempre un fin y no un medio, un sujeto, no un objeto, no un artículo de comercio", y que la globalización "no debe ser una nueva versión del colonialismo. Debe respetar la diversidad de culturas, que son las claves interpretativas de la vida".

Tales consideraciones morales generalmente están ocultas en las negociaciones de comercio, las cuales se enfocan en arcanas regulaciones y prerrogativas nacionalistas. Una razón por las que las protestas públicas son vitales es que colocan de nuevo en la mesa las consecuencias éticas de la política económica.

Avance o no el ALCA esta semana en Miami (y si el colapso de las conversaciones de la Organización Mundial del Comercio en Cancún es indicio de algo, probablemente no lo hará), la Administración Bush tiene la intención de utilizar acuerdos bilaterales para promover sus objetivos económicos. Los progresistas religiosos nos recuerdan que, no importa la forma específica que adopte el debate comercial, debemos juzgar las políticas económicas sobre la base de su impacto en los pobres. Nos recuerdan que la lucha por un orden político justo es, en esencia, una lucha por la dignidad humana - y una lucha contra el Dios del Mercado.

* Mark Engler, escritor que vive en la ciudad de Nueva York, puede ser contactado por medio del sitio web www.DemocracyUprising.com. Jason Rowe brindó ayuda en la investigación para este artículo.

Delirio floridano: La Miami terrorista ya se otorgó la sede del ALCA

Delirio floridano: La Miami terrorista ya se otorgó la sede del ALCA
Jean Guy Allard
2003-11-19.
Cubadebate



• A pesar de su desastrosa reputación, Miami —la ciudad donde se arrestó a cinco cubanos por haber cometido el imperdonable crimen de infiltrar a organizaciones terroristas— ya se otorga ruidosamente la Sede de un ALCA que ni siquiera existe.

La metrópoli floridana que acogió como a un hijo al presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Quesada en su fuga del país que estafó y martirizó, y que tiene a más ex dictadores, torturadores, asesinos y narcotraficantes por metro cuadrado que cualquier otro lugar del continente, sueña despierta de un ALCA que provocará una lluvia de dólares para las cajas fuertes de su distrito financiero de Brickell Avenue, “el Wall Street del Sur”.

“Si las negociaciones sobre el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) fructifican y se alcanza un acuerdo, esto podría significarle a Miami un impacto económico de varios miles de millones de dólares anuales durante los cuatro años siguientes al inicio del tratado”, ya ha escrito el Nuevo Herald, en una suerte de delirio hegemonista. Cuando nadie ha designado a la república batistiana de Miami como sede de una organización que, hasta ahora, no es más que un sueño imperial…

“Sectores como finanzas y banca, servicios profesionales como contabilidad, ingeniería, arquitectura y asesorías legales, empresas de importación, exportación y de carga, serían los que recibirán los mayores beneficios, señalaron expertos consultados”, asegura El Nuevo, versión hispanizada del anglosajón Miami Herald.

''El comercio va a aumentar extraordinariamente. El impacto total podría alcanzar los $45,000 millones en cuatro años'', pronosticó, entre otros, el profesor Jorge Salazar, economista de la Universidad Internacional de la Florida (FIU). '

''Miami se va a convertir en un gran centro de servicios profesionales. Las grandes empresas de arquitectura, ingeniería, de transportes, de abogados en Estados Unidos van a tener sedes en Miami. Hay un mercado ilimitado, un potencial de crecimiento que va a transformar a esta ciudad de una manera impresionante'', añadió Isilio Arriaga, presidente de la Cámara de Comercio del Gran Miami, aparentemente en un estado de excitación incontrolable.

“Perlas” de la “prensa libre” de Florida, los dos Herald, el anglo y su clon, aparecen entre los “accionistas” de la Cumbre de Miami, en la cual han invertido tanto en billetes verdes que en espacio publicitario, además de bendecir en página editorial las medidas anti-manifestantes puramente neo-fascistas presentadas por el Jefe de la policía miamense Timoney.

LO REAL VERGONZOSO

Mientras sueña despierta, Miami prefiere olvidarse de su reputación que hace de ella una suerte de basurero continental donde acuden desde décadas todos tipos de individuos que, después de depositar sus fortunas mal adquiridas en algún banco y comprarse propiedades, prefieren olvidarse de su pasado.

Así circulan en las calles miamenses una colección única de connotados políticos del sur del continente, prófugos de la justicia de su país, estafantes del más alto nivel, esbirros famosos y ex altos oficiales de ejércitos corruptos.

Entre esta fauna de delincuentes se distinguen los capos de la mafia cubano-americana con su tropa de terroristas profesionales protegidos por una total impunidad y hasta por ordenanzas judiciales y decretos presidenciales desde más de 40 años.

Y entre los más “ilustres” terroristas cubano-americanos, Miami cuenta con:

• El pediatra asesino Orlando Bosch, liberado el 20 de julio de 1990 por el presidente George Bush a pesar de haber sido designado como el “terrorista más peligroso del hemisferio” por las propias autoridades judiciales norteamericanas.

• Félix Rodríguez Mendiglutía, asesino del Che, torturador, narcotraficante… y amigo personal de George Bush padre.

• Armando Pérez Roura, el batistiano, miembro de Alpha 66, jefe del grupo terrorista Unidad Cubana, alentador de varias actividades criminales en Miami, locutor de una radio terrorista bien conocida.

• Nazario Sargent, jefe de Alpha 66, quien fomentó y organizó en el transcurso de los años una larga serie de incursiones terroristas (todas fracasadas) en la Isla y sigue abogando abiertamente desde Miami la necesidad absoluta de acciones violentas.

• Su rival Rodolfo Frómeta, Jefe vitalicio de los Comandos F-4.

• Los sicarios Dionisio Suárez Esquivel y Virgilio Paz Romero, liberados por George W. Bush el 14 de agosto del 2001 (justo antes de los atentados del 11 de septiembre).

• Ramón Saúl Sánchez Rizo quien fue uno de los fundadores de Omega-7 y jefe de la Organización para la Liberación de Cuba… y a quien una corte acaba de reconocer el derecho de quedarse en Estados Unidos a pesar de su amplia trayectoria criminal y de las leyes vigentes.

• Huber Matos, jefe de Cuba Democrática Independiente, “héroe” de la guerra sucia de Nicaragua donde practicó el narcotráfico.

• Tres de los cuatro terroristas internacionales actualmente detenidos en Panamá en relación con un intento de asesinato del presidente cubano son ciudadanos de Miami y mantienen ahí su lugar de residencia: Gaspar Jiménez Escobedo, el asesino del técnico cubano Artagnán Díaz Díaz, en México; Pedro Crispín Remón quien mató al diplomático cubano en la ONU, Félix García Rodríguez, en plena calle de Nueva York y Guillermo Novo Sampol quien participó en el asesinato del ex canciller chileno Orlando Letelier.

La lista pudiera prolongarse así con decenas de elementos criminales tales como: Orlando Gutiérrez-Boronat, Roberto Martín Pérez, Roberto Rodríguez de Aragón, Sisto Reinaldo Aquis Manríquez, Eugenio Llameras Rondón, Reinol Rodríguez, Antonio Calatayud, Feliciano Foyo, Alberto Hernández, Feliciano Foyo, Diego Suárez, Horacio García, Elpidio Núñez, Delfín Pernas, José Antonio Llamas, Leonel Macías, Francisco José Hernández Calvo, José Basulto, Rubén Darío López Castro, Santiago Álvarez, Silverio Rodríguez Pérez, Ramón Leocadio Bonachea, William Chávez, etc., etc.

“CREEN EN EL DOMINIO DEL HAMPA”

El fanatismo alentado por la Fundación Nacional Cubano Americana y por decenas de grupúsculos de fanáticos y el clima de extrema violencia política mantenido en la ciudad de Miami por esta cúpula extremista fue este mismo que también ignoró la jueza miamense Joan Lenard cuando manejó el juicio trucado de los patriotas anti-terroristas cubanos en el medio de un ruidoso “escándalo de espías”… sin que aparezca ni la sombra de un documento secreto.

Este ambiente desastroso que reina en la auto-proclamada “Sede del ALCA” ha sido perfectamente descrito, en agosto del 2000, con una recopilación de actos terroristas realizados y comentados en el Miami New Times, por el periodista Jim Mullin, bajo el título El peso de la historia, en medio de la tormenta mediática provocada por el caso del niño Elián.

"Uno se da cuenta que tiene un problema de imagen cuando un diario tan serio como el New York Times escribe, en una editorial, con una evidente preocupación, que todo parece indicar que los cubano-americanos de South Florida creen en el dominio del hampa", analizaba Mullin.

A pesar de lo que pretenden en algunas oportunidades sus líderes, "la violencia al margen de la ley y la intimidación han sido las marcas distintivas del exilio durante más de 30 años", señalaba el periodista.

"Conociendo este hecho, no sólo se puede entender por qué mucha gente puede ser profundamente preocupada, sencillamente es prudente serlo".

Mullin luego declinaba una larga lista de eventos violentos ocurridos en Miami en las últimas décadas, después de precisar que ésta no incluye un sinnúmero de otros eventos atribuidos a los terroristas miamenses y ocurridos fuera de la metrópoli de Florida, en diferentes partes de EE.UU. y en algunos otros 16 países, incluyendo a la propia Cuba.

Además, la recopilación no comprendía un enorme número de amenazas de bombas, un fenómeno demasiado común en esta ciudad.

A pesar de esta desastroso fama de santuario del terrorismo, del narcotráfico y de la corrupción policíaca, Miami persiste en convencerse de su “misión” de Gran Metrópoli imperial para Latino América y desarrolla, a través del Herald oficinista, su ruidosa y engañosa campaña de promoción.

“CINCO MIL CORCHETES”

Sin embargo, fuera del delirio de los cabecillas de Miami-Dade, un texto de AFP dio en los últimos días un retrato más pragmático de la Cumbre miamense.

Al indicar que el proceso hacia un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) está basado en un documento que tiene no menos de ''cinco mil corchetes'' (puntos controvertidos), la agencia francesa cita a expertos en comercio —que no comparten la euforia del Herald.

Así, varios analistas señalan que los 34 países que negocian el ALCA para implementarlo a partir del 2005 tienen serias divergencias pendientes que han frenado el proceso.

Según uno de los especialistas, Eduardo Gamarra, director del Centro Latinoamericano y del Caribe (LACC), las negociaciones se orientan hacia una versión del ALCA que calificó de ''anoréxica y light''.

Anoréxica, light y… ¿con una sede terrorista?





LA LISTA MULLIN



A continuación, la lista de actos terroristas cometidos en la ciudad de Miami entre los años 1968 y 2000, tal cómo publicada, en agosto del 2000 por el semanario Miami New Times. Unos acontecimientos de lo cuales, aparentemente, no se enteró la jueza Joan Lenard quien negó a los Cinco un cambio de sede, aunque garantizado por la Constitución. Esta lista podría, por supuesto, ampliarse puesto que desde esta recopilación del periodista Jim Mullin, los nostálgicos de la república batistiana de Miami no abandonaron sus habitos de siempre.





1968. Desde la vía rápida Mac Arthur, el pediatra Orlando Bosch dispara con una bazooka contra un barco polaco. (La ciudad de Miami decreta luego un Día Orlando Bosch).

1972. Julio Iglesias, dando un espectáculo en un cabaret local, comenta que no le importaría "cantar frente a Cubanos" (en Cuba). Los espectadores se amotinan. El cantante reclama una escolta policiaca. La mayoría de las estaciones de radio eliminan a Iglesias de sus listas de canciones. Una que no lo hace, Radio Alegre, recibe amenazas.

1974. El líder contrarrevolucionario José Elías de la Torriente es asesinado en su residencia de Coral Gables después de renunciar a llevar a cabo una planeada invasión a Cuba.

1974. Una bomba destruye la oficina de la revista Réplica. Atemorizados, varios pequeños comercios dejan de vender esta publicación.

1974. Tres bombas estallan cerca de una estación de radio.

1974. Díaz Limonta y Arturo Rodríguez Vives son asesinados en lucha intestina de emigrados cubanos.

1975. Luciano Nieves es asesinado después de abogar por una coexistencia pacífica con Cuba.

1975. Otra bomba en las oficinas de Réplica.

1976. Rolando Masferrer y Ramón Donestevez muertos en lucha intestina de emigrados cubanos.

1976. La explosión de un coche-bomba arranca las piernas al Jefe de noticias de WQBA-AM, Emilio Milián, después que condenó la violencia del exilio.

1977. Juan José Peruyero es asesinado en lucha intestina de emigrados cubanos.

1979. La película Memorias del subdesarrollo es interrumpida por tiros y violencia física provocada por dos grupos extremistas.

1979. Bomba estalla en Padrón Cigars.

1980. Otra bomba en Padrón Cigars.

1980. Potente artefacto explosivo descubierto en American Airways Charter, organizador de vuelos hacia Cuba.

1981. Una bomba estalla en el Consulado mexicano de Brickell Avenue, en protesta contra las relaciones de este país contra Cuba.

1982. La oficina de Réplica, de nuevo dañada por una bomba.

1982. Dos oficinas de Hispania Interamericana, que envía medicamentos a Cuba, atacados a tiros.

1982. Una bomba estalla en el Consulado venezolano, en el centro de la ciudad, en protesta contra las relaciones de este país con Cuba.

1982. Bomba descubierta en el Consulado de Nicaragua.

1982. El alcalde de Miami, Maurice Ferré, defiende el otorgamiento de un subsidio de 10 000 dólares a Alpha 66 al notar que esta organización "nunca ha sido acusada de actividades terroristas dentro de los EE.UU."

1983. Otra bomba en Réplica.

1983. Otra bomba estalla en Padrón Cigars.

1983. Una bomba estalla en la oficina de Little Havana de la Continental National Bank cuyo ejecutivo, Bernardo Benes, ha negociado con Cuba.

1983. El comisario de Miami, Demetrio Pérez, busca honrar al terrorista Juan Felipe de la Cruz, muerto cuando ensambla una bomba. (Pérez luego fue dueño de la escuela privada donde Elián tuvo que estudiar).

1983. Tiros destruyen las ventanas de tres comercios de Little Havana vinculados a Cuba.

1986. Miembros de la South Florida Peace Coalition son atacados físicamente en el centro de Miami, mientras protestan contra la guerra sucia de Nicaragua.

1987. Una bomba estalla en Cuba Envíos que manda paquetes a Cuba.

1987. Una bomba estalla en Almacén El Español que manda paquetes a Cuba.

1987. Una bomba estalla en Cubanacán que manda paquetes a Cuba.

1987. Un carro que pertenece a un veterano de la Bahía de Cochinos es incendiado.

1987. Una bomba estalla en Machi Viajes a Cuba, organizador de viajes a Cuba.

1987. Una bomba estalla fuera de Va Cuba que manda paquetes a Cuba.

1988. Una bomba estalla en Miami Cuba que manda abastecimiento médico a Cuba.

1988. Amenazas contra Iberia en protesta contra las relaciones de España con Cuba.

1988. Una bomba estalla fuera del Museo Cubano de Arte y Cultura después de una subasta de pinturas de artistas cubanos.

1988. Una bomba estalla fuera de la casa de María Cristina Herrera, organizadora de la conferencia de relaciones EE.UU.-Cuba.

1988. Amenaza de bomba contra WQBA-AM después que un locutor denuncia el atentado contra Herrera.

1988. Amenaza de bomba contra la oficina del Servicio de Inmigración en protesta contra el encarcelamiento del terrorista Orlando Bosch.

1988. Una bomba estalla frente a la casa de Griselda Hidalgo, promotora de viajes sin restricciones a Cuba.

1988. Una bomba daña Bele Cuba Express que manda paquetes a Cuba.Otra bomba descubierta en Almacén El Español, que manda paquetes a Cuba.

1989. Dos bombas estallan en Marazul Charters, organizador de viajes a Cuba.

1990. Otra bomba, más potente, estalla fuera del Museo Cubano de Artes y Cultura.

1991. Usando palanquetas y martillos, una muchedumbre de emigrados destruye la estrella, en el Muro de la Celebridad, de la Calle Ocho, de la actriz mexicana Verónica Castro que ha visitado a Cuba.

1992. Empleado de Radio Unión golpeado y la estación es dañada por vándalos que buscaban a Francisco Aruca, quien aboga por el final del bloqueo.

• La Fundación Nacional Cubano-Americana organiza una campaña contra el Miami Herald cuyos dirigentes son amenazados de muerte.

• Americas Watch emite un informe denunciando que los partidarios miamenses de la línea dura han creado un entorno en el cual "la moderación puede ser una posición peligrosa".

• Alentados por el locutor Armando Pérez Roura, de Radio Mambí, emigrados asaltan a manifestantes que protestan contra el bloqueo. Dos agentes de policía son heridos, 16 personas son arrestadas. La Comisaria de Miami, Miriam Alonso, luego trata de silenciar a los manifestantes: "Tenemos que analizar la legalidad de que Miami puede impedirles de expresarse".

• Human Rights Watch/Americas Group emite un informe afirmando que los grupos de emigrados miamenses no toleran opiniones disidentes, que las estaciones de radio hispánicas promueven la violencia y que los líderes locales se niegan a denunciar actos de intimidación.

1994. Dos bombas estallan en Réplica.

1994. Amenaza de bomba a la oficina de la abogada Magda Montiel Davis después de la difusión de su encuentro con Fidel Castro.

1996. Un promotor recibe llamadas de amenazas y anula la presentación de un espectáculo de la Orquesta Aragón.

1996. Los espectadores de un concierto de Gonzalo Rubalcaba son atacados por 200 manifestantes. El transporte de estos últimos estaba organizado por el comisario del condado de Dade, Javier Souto.

1996. Un cocktail Molotov estalla en el restaurante del Centro Vasco de Little Havana antes de un concierto de la cantante cubana Rosita Fornés.

1996. Un cocktail Molotov estalla en la oficina de Marazul Charters, organizador de viajes a Cuba.

1996. Incendio criminal en Tu Familia Shipping que envía paquetes a Cuba.

1997. Amenazas de bombas y de muerte recibidas en la estación de radio WRTO-FM después del anuncio de que canciones de autores cubanos serían incluidas en la programación.

1998. Amenazas de bombas vacían una sala de concierto del MIDEM durante un espectáculo de Compay Segundo, de 91 años de edad.

1998. Amenaza de bomba recibida por el Cabaret Amnesia en Miami Beach antes de un espectáculo del músico cubano Orlando "Maraca" Valle.

1998. Un cocktail Molotov estalla en el Cabaret Amnesia antes de un espectáculo del cantante cubano Manolín.

1999. Violenta protesta al Arena de Miami durante un espectáculo del grupo cubano Los Van Van —una persona herida, once arrestadas.

1999. Amenaza de bomba recibida por el Hotel Seville, de Miami Beach, antes de un espectáculo de la cantante cubana Rosita Fornés. El hotel anula el espectáculo.

Enero 26, 2000. Un manifestante denunciando la Ley de Ajuste Cubano es agredido frente a la casa de la monja Jeanne O’Laughlin.

______________

Miami se prepara para reunión del Alca

Adital/WDS

La ciudad estadounidense de Miami no solo arriesga la posibilidad inmediata de enfrentamientos entre la policía y los manifestantes (que pueden llegar a los 100 mil) durante la cumbre del Área de Libre Comercio de las Américas (Alca), que se inicia mañana (19), sino también la de ser sede cuyo camino hasta enero de 2005, cuando debe asumir vigencia, es incierto.

El diario de Miami El Nuevo Herald afirmó que "las autoridades esperan que unos 30 mil manifestantes tomen esta semana las calles del downtown, pero otros cálculos sitúan entre 50 mil y 60 mil los posibles asistentes. Las cifras previstas por los organizadores de las marchas callejeras llegan a mencionar 100 mil".

Por lo pronto en Oakland Park, en las cercanías de Miami, se concentraron el domingo alrededor de 200 activistas, quienes comenzaron una marcha de tres días hacia la localidad sede de la conferencia sobre una distancia de más de 70 kilómetros.

La policía, mientras tanto, tomó posiciones y uno de sus jefes en Miami dijo que la fuerza pública busca resolver de manera pacífica cualquier cuestión con los manifestantes, pero "está dispuesta" a reaccionar contra la violencia. Unos dos mil 500 agentes están ya en las calles.

Desde el fin de semana, informó el Nuevo Herald, "agentes policiales patrullan las áreas aledañas al Hotel Intercontinental -sede de la cumbre hemisférica- y otras áreas que circundan el parte central de la ciudad, mientras que una dotación de helicópteros respaldaba el operativo desde el aire y una decena de lanchas controlaba el área de la Bahía de Biscayne".

Concesiones necesarias para la implementación del Alca

La ansiedad miamense se prolonga al destino del Alca, proyecto sobre el cual esa ciudad sostiene grandes esperanzas. Tanto el gobierno del estado floridano encabezado por Jeb Bush, hermano del presidente, George W. Bush, como los sectores de negocios más poderosos allí quieren que la sede del área se instale en la localidad.

La Casa Blanca no ha comentado aún si considera que Miami debe ser "el centro" del Alca, pero favoreció la realización en ese lugar de esta conferencia hemisférica. El presidente Bush, además, quiere que se acuerde que el área comience de cualquier manera posible su vigencia en enero de 2005 con el fin de llevar el tema como un éxito personal a su campaña por la reelección.

Los observadores creen que para lograr su propósito, Bush llegue a aceptar un Alca light (ligero) o sea que deje a un lado los problemas más radicales que separan las posiciones de Estados Unidos de las de un influyente bloque latinoamericano de potenciales miembros del proyecto, encabezados por Brasil.

El gobierno brasileño ha exigido públicamente que terminen los subsidios agrícolas que se aplican en Estados Unidos y que actúan como "dumping" (competencia injusta) ante las mercancías del mismo rango procedentes de América Latina.

Por su parte, el gobierno estadounidense exige que la región, una vez incluida en el Alca, acepte las condiciones de Estados Unidos que buscan el predominio absoluto de las inversiones extranjeras en Latinoamérica y la aplicación del derecho de propiedad intelectual, sobre bases que la región considera como draconianas.

________________________

Más de 30 mil personas marcharán contra
el ALCA en EE.UU.

WASHINGTON, 19 de noviembre (PL).— Más de 30 mil personas vinculadas a la organización sindical AFL-CIO marcharán mañana en Miami en protesta contra las negociaciones del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

La víspera cientos de manifestantes protagonizaron la primera protesta frente a la sede de la cumbre ministerial del ALCA de Miami, en medio de un poderoso despliegue policial que contrastó con el ambiente pacífico de una manifestación que contó con el apoyo del arzobispo de Miami, John Favalora, informó el diario Nuevo Herald.

Los policías antimotines fueron puestos en estado de alerta máxima a medida que la manifestación se aproximaba a su punto culminante, la intersección de la calle Flagler y Biscayne Boulevard, agrega.

"Arriba, abajo, el ALCA pa'l car...", gritaron los manifestantes cuando llegaron al punto más próximo del Hotel Inter-Continental, donde mañana empezarán a negociar los ministros de Comercio del continente, puntualiza el diario.

Mientras, policías de varias partes del país arribaron a Miami para reforzar la masiva presencia en la ciudad de agentes del orden, de seguridad y funcionarios del Buró Federal de Investigaciones (FBI) que hostigan a los manifestantes contra el encuentro.

Antes de iniciarse las marchas de protestas, activistas y periodistas fueron seguidos regularmente, marcados y asediados por agentes de la policía, y al menos 12 fueron detenidos en las calles de la ciudad.

A pesar de la campaña de intimidación de la policía y la prensa local, el apoyo a las protestas ha aumentado, precisa el Centro de Prensa Independiente.

Mientras, en el centro de Miami, rodeado como si fuera una fortaleza, los negociadores ya han comenzado a tropezar con las primeras trabas que pueden perturbar o descarriar las conversaciones de esta semana.

Estados Unidos quería obviar una controversia con la presentación de una versión limitada del ALCA que evitaría temas polémicos como el abarrotamiento de los mercados con productos agrícolas (dumping) y la propiedad intelectual, sin embargo, funcionarios de Canadá, Chile y otras naciones han rechazado esa idea.